«Desde el principio pude notar que Clínica Beltrán era diferente», Sandra Lloret

sandra

Sandra Lloret Álvaro es graduada en Odontología por la Universitat de València y especializada en Endodoncia. Desde que dejó la Universidad no ha dejado de formarse en esta profesión sanitaria que cambia constantemente y ahora forma parte del equipo de Clínica Beltrán.

En esta entrevista, Sandra nos cuenta todo sobre el tratamiento de endodoncia, cómo es trabajar en la Clínica Beltrán y sus futuras expectativas de la profesión.


➢ ¿Cómo definirías el tratamiento de endodoncia?

Podemos definir el tratamiento endodóntico o de conductos como la parte de la odontología que se ocupa de la etiología, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental y tejidos que rodean al diente, con el fin de conservar el órgano dental.


➢ ¿Qué te llamó la atención de esta especialidad? ¿Es vocacional?

Siempre me ha sido interesante saber hasta donde puede llegar el cuerpo humano. Creo que lo bonito de esta parte de la odontología es ver como un diente que a priori no tiene mas oportunidades, aún somos capaces de darle una “ vida extra” para que siga jugando la partida. ¿Si es vocacional? Creo que sí, aunque una parte de mí al principio se interesó por otras especialidades, siempre he tenido el corazón dividido entre la cirugía y la endodoncia.


➢ Según tu experiencia, ¿qué cualidad crees que necesita tener una persona para ser endodoncista?

A veces he escuchado a compañeros decir que es una parte de la odontología muy soporífera y que jamás podrían dedicarse a esto, yo siempre les digo, que de soporífera nada, que lo que pasa es que no saben lo que es encontrar un conducto secundario, o la entrada de un conducto calcificado, es pura adrenalina. Por lo que quizás una buena cualidad seria la paciencia y el tesón.


➢ ¿Cuál es el mayor miedo de un paciente que necesita una endodoncia? ¿Es dolorosa?

Creo que el dolor, es sin duda, el peor enemigo de los pacientes que se tienen que tratar endodónticamente. Además, con el tiempo me he dado cuenta de que es un sentimiento aprendido, ya sea por la experiencia de otras personas, o por algún acontecimiento pasado que han sufrido. El tratamiento no tiene porqué ser doloroso, hoy en día se usan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración para que el paciente no sienta ningún tipo de molestia.


➢ Además de caries profundas, ¿qué otros problemas pueden requerir una endodoncia?


El tratamiento endodóntico es necesario cuando la pulpa dental se ve afectada, ya sea por una infección o inflamación. Esto puede ocurrir tras:

-Traumatismos que afecten de forma directa o indirecta a la pulpa, hay que tener en cuenta traumatismos antiguos porque en un primer momento no dan sintomatología pero con el tiempo, podemos ver cambios de color, reabsorciones de la raíz que requieran una endodoncia, dolor.

-Fracturas y fisuras superficiales que permitan la curación y/o restauración del diente.

-Endodoncia Intencional, suele ser indicativa por otras áreas odontológicas.

-Lesión endoperiodontal, cuando coexisten dos patologías, la periodontal y la endodóntica.

-Desgaste dental en personas apretadoras, abrasión y retracción de la encía.

-Factores genéticos (esmalte/ dentina débil)

➢ ¿Qué síntomas puede indicar a un paciente que necesita una endodoncia?


Los síntomas que nos indican que es necesario desvitalizar el diente, son:

-Molestias al frío y al calor

-Molestias al masticar

-Sensibilidad dental

-Hinchazón y dolor espontáneo

➢ ¿Cómo ha enriquecido el flujo digital a esta especialidad?

La inter y multidisciplinariedad entre especialistas se ha visto favorecida, ente otros aspectos, por la Odontología Digital. Los pacientes cada vez nos exigen más estética, que los tratamientos sean lo menos invasivos posible y, sobre todo, rapidez.

Todas estas aportaciones se han conseguido gracias al flujo digital. En el campo de la endodoncia, ha supuesto una revolución, porque nos ha permitido hacer desde una planificación mucho más cuidadosa y exacta gracias al CBCT, hasta ofrecer al paciente una solución restauradora estética y funcional con tecnología CAD/ CAM.

En este artículo explicamos las distintas fases de una endodoncia. ¿Cuál crees que es la que más destreza requiere por el profesional? ¿Añadirías alguna más?

La parte que más destreza requiere para mí es la apertura, considero que es “la llave que abre el diente” y que una vez has localizado todos los conductos, el resto se hace de forma más mecanizada. Es un tratamiento que requiere bastantes fases como bien explica el artículo y que para alcanzar el éxito clínico todas y cada una de las fases, deben ejecutarse correctamente.


➢ ¿Cuál es la parte de tu trabajo que más disfrutas? ¿Y la que menos?

Cuando te gusta tu profesión, la disfrutas siempre. Sin duda la considero una parte de la sanidad muy completa, con lo que más disfruto es cuando veo cambios en los propios pacientes, cuando consigues que se impliquen en su salud bucodental, y sobretodo cuando les devolvemos la sonrisa habiendo solucionado el problema con el que venían. Pienso que ese es un gran motivador de los profesionales que nos dedicamos a la salud.

La parte de la Odontología que menos disfruto es como están tratando a la profesión, creo que muchos valores se están perdido por el camino y cada vez se ve más competencia en los precios y no en la calidad del trabajo. Al permitir las visitas gratuitas y los tratamientos por debajo de coste para evitar que el paciente visite la clínica de enfrente, se ha destruido la calidad asistencial, además de deteriorar la tan necesaria relación de confianza entre el profesional y el paciente.


➢ ¿Cómo crees que va a ser trabajar en la Clínica Beltrán? Tanto a nivel profesional como personal.

Desde el principio pude notar que era una clínica diferente, solo con mirar algunas de las fotos que había colgadas en la web, lo supe. Me acuerdo que mientras enviaba el currículum pensaba en lo enriquecedor que sería trabajar al lado de grandes profesionales de todas las áreas de la odontología y sobretodo llegar a formar parte del equipo humano y divertido que son, creo que se puede percibir el buen ambiente que hay entre todos los que forman el equipo “Beltrán” y eso también es importante a la hora de trabajar.


➢ Como profesional de la odontología, ¿cómo ves la profesión dentro de unos años? ¿Y a ti?

Creo que la odontología a nivel técnico está en constante revolución. La era digital es el presente y el futuro de la profesión, hace unos años era impensable hacer la mitad de lo que hacemos hoy con las nuevas tecnologías, pero sí que considero que requiere cambios, debemos esforzarnos en mejorar la imagen pública del odontólogo, siempre amenazada por la publicidad engañosa, el intrusismo y el cambio de la relación con el paciente. Está claro que, en general, la situación no es fácil, pero creo fielmente que las nuevas generaciones pueden dar mucho que hablar en este tema, y creo que se nos está concienciando de que hay que luchar por la profesión que escogimos.

En cuanto a mi, creo que he tenido mucha suerte de poder trabajar en clínicas como esta, cuando aterrizas en un sitio en el que las cosas se hacen bien y todo el grupo se esfuerza para que salgan bien, tú te exiges el doble y todo esto es aprendizaje para el futuro.

Creo que seguiré con las mismas o más inquietudes que ahora para seguir desarrollándome y mejorar como profesional, veo fundamental que haya gente a la que le guste la investigación como a mí y la formación continuada porque ejercemos una profesión sanitaria que va cambiando constantemente y, a veces, a una velocidad increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *