¿Cómo limpiar un implante dental?

Llevar un implante dental y saber cómo limpiarlo te ayudará a volver a tener la misma funcionalidad en los dientes y, además, a recuperar la sonrisa. La opción más recomendada y la saludable por los especialistas en salud bucodental son los implantes dentales cuando se ha perdido uno o varias piezas. Por eso te decimos que la pérdida de un diente no es el fin del mundo.

Cada año, el número de pacientes en las clínicas dentales para preguntar sobre aspectos relacionados con un implante dental crece. Una de las dudas que más surgen después tener uno o varios implantes colocados en la dentadura: ¿cómo limpio mi implante dental en casa? Desde Clínica Beltrán queremos daros algunos consejos para una correcta higiene y una longeva funcionalidad del implante.

Limpieza en un implante dental: tips esenciales 

La limpieza diaria de los implantes dentales de nuestra dentadura es primordial. Si queremos seguir teniendo una calidad de vida estupenda, recuperar la confianza y tener una apariencia atractiva, pon atención a los siguientes consejos para una higiene perfecta.

Cepillo manual o cepillo eléctrico

Llevar un implante dental no va condicionar  la herramienta que usas para  limpiarte los dientes diariamente. No importa si tu cepillo es manual o eléctrico ya que ambos son adecuados tanto para las dentaduras naturales como para los implantes dentales. Sin embargo, se recomienda que las cerdas de tu cepillo sean de dureza media o, incluso, suave. Unas cerdas duras pueden causar daños en las encías o provocar sangrados y la agresividad en el implante dental es aun mayor. Recuerda que, si tienes más de 65 años, los consejos para mantener una salud bucal perfecta cambian.

Limpieza diaria: dos veces al día para tu implante dental 

Los especialistas en salud bucodental recomiendan que, mínimo, el cepillado sea de dos veces al día. En el caso de tener un implante dental, la cantidad de limpiezas diarias no varía. Aun así, no debemos olvidarnos que realmente deberíamos cepillarnos los dientes después de cada comida. Con esto conseguiremos que no se acumule placa ni restos de alimentos durante el día. Y, sobre todo, queremos mantener higiénico nuestro implante dental, por lo que la limpieza debe ser constante.

Irrigador de agua: el gran olvidado

¿Sabes qué es un irrigador dental? Se trata de un apartado que suelen usar normalmente en las clínicas dentales. Mediante un chorro de agua, los dentistas eliminan los restos de placa, sarro o cualquier otro elemento que han movido de tu boca. Se recomienda complementar la limpieza diaria de tu dentadura con un irrigador y más, si tienes algún implante dental, ya que no es nada agresivo. Además, estos aparatos pueden regular la presión del agua por lo que tu implante dental no podrá moverse ni descolocarse. Anímate a probarlo en casa.

Pasta dentífrica: poco abrasiva

En este tema queremos que consulte a su dentista cuál es la mejor pasta dentífrica para tu implante dental. Debemos ser conscientes que muchos dentífricos contienen ingredientes y elementos que abrasivos para nuestra dentadura. Algunos de los componentes más abrasivos que tienen las pastas dentífricas son: el carbonato cálcico, la sílice, el bicarbonato de sodio o algunos agentes quitamanchas. Algunas asociaciones dentales, como la Asociación Dental Americana (ADA) califica los dentífricos abrasivos, aquellos cuyo índice de abrasividad relativa en la dentina (RDA) sea inferior a 250. Sin embargo, cada paciente tiene una sensibilidad bucal diferente y, por tanto, este índice puede variar y más si en tu dentadura hay un implante en tu dentadura.

Remedios caseros 

Las soluciones caseras que se dan a través del boca a boca o por Internet pueden causar resultados no esperados. Un ejemplo es usar bicarbonato de sodio para blanquear tus dientes. Esto es un absoluto error ya que dañan la capa externa de los dientes e irritan las encías. Las consecuencias se multiplican en el caso de llevar un implante dental. Por lo que no es nada recomendable esta táctica. El limón, por ejemplo, tampoco es recomendable para tu dentadura. Es ácido y si se usa de manera repetida repercutirá en tu esmalte dental. Y no nos olvidemos del vinagre blanco. Dicen que ayuda a blanquear tu sonrisa, pero esto es mentira. Lo único que conseguirás será unos dientes más débiles y, por lo tanto, tendrás más probabilidades de que tu implante caiga.

Metodología para limpiar un implante dental

Limpiar un implante dental no va a ser tan diferente como mantener tu higiene bucodental. El cepillado diario es esencial siempre y cuando las cerdas de tu cepillo sean de dureza media o suave. No te olvides de incluir en la limpieza diaria del implante dental una pasta dentífrica poco abrasiva. Y, por último, complementa este ritual con un irrigador de agua para no agredir a tu dentadura.

Consejos para la limpieza de tus implantes dentales

Desde Clínica Beltrán recomendamos que limpies tus implantes dentales de manera constante y eficaz. Dependiendo de dónde esté ubicado el implante dental, el cepillo deberá ser de una forma u otra para conseguir la higiene deseada. No te olvides de limpiar alrededor de tu implante dental y, por debajo. La placa y las bacterias suelen acumularse muy cerca de los implantes dentales por lo que una buena higiene será primordial.

 

Si has llegado hasta este punto del post y en poco tiempo vas a llevar un implante dental. No te asustes. Te recomendamos los implantes dentales de carga inmediata por su rapidez de colocación. En la primera sesión ya tendrás tu sonrisa completa. Además, los implantes dentales te proporcionan estabilidad y un excelente soporte para continuar con tu vida diaria. No queremos que tu día a día se vea repercutido por un implante dental. En Clínica Beltrán te aconsejaremos de manera personalizada para conseguir el resultado perfecto. ¡Enamora con tu sonrisa, quiérete siempre !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *