Conoce qué es la hipoplasia del esmalte

hipoplasia del esmalte

La hipoplasia del esmalte dental supone la formación incorrecta del esmalte dental, de manera que los dientes presentan menos cantidad de la que deberían. ¿Cuál es su causa? ¿Es un problema con solución y tratamiento? ¿Cómo afecta a mi boca la hipoplasia dental?

Este problema se da cuando el diente se está formando, incluso antes de que haya llegado a su posición definitiva dentro de tu boca. Si en tus dientes notas que salen manchas o el esmalte no es del todo homogéneo, puede que sufras este problema.

La causa de la hipoplasia del esmalte

La hipoplasia se origina antes de que el diente nazca, por este motivo, se sabe que es en el propio proceso de formación del diente el momento en el que se origina.

Como las causas exactas aún se desconocen, se han planteado algunos de los posibles factores que se relacionan con este problema dental. Por ejemplo, las infecciones, los periodos de fiebre prolongados o los casos de malnutrición en la infancia.

Problemas dentales que provoca

Las personas que padecen esta afección suelen presentar algunos síntomas característicos como:

– Presentar fisuras o una especie de grietas en forma de surcos en algunas piezas dentales.

– La aparición de manchas oscuras de tonalidades marrones en algún diente.

– Algunos dientes se deterioran y desgastan con facilidad.

– Puedes sentir una sensibilidad especial en tus dientes y encías.

Como consecuencia, puedes padecer algunos problemas de salud dental, ya que, al estar menos desarrollada la dentadura, es más fácil sufrir caries o desarrollar alguna debilidad en la dentadura. Esto es así porque, por lógica, los dientes están menos protegidos, ya que la función del esmalte es la protección de toda la pieza dental.

Pero, además, es más probable que las encías se resientan, ya que el sarro tiene mayor facilidad para acumularse, dañando también los tejidos blandos. Es lo que se conoce como enfermedades gingivales. En todo caso, el especialista en odontología es la persona que va a diagnosticar el problema y te indicará qué soluciones existen para tu caso concreto.

¿Existe algún tratamiento efectivo?

La higiene bucal es fundamental para mantener una boca y dientes sanos, pero en el caso de padecer hipoplasia, el paciente debe cuidarse especialmente. Sigue los consejos de tu dentista para tu caso concreto.

Por nuestra parte, vamos a enumerar los tratamientos habituales que suelen recomendarse en caso de padecerla y haber sido diagnosticada.

– Se puede recurrir al sellado dental cuando se detecta inicialmente, es decir, cuando todavía los signos y las consecuencias son leves.  Para ello, tu dentista va a utilizar un producto que sella las pequeñas fisuras o fracturas. De esta manera, se protege el diente y se evita que el deterioro vaya a más.

– Si la alteración del esmalte es más evidente y se muestra dañado se puede tratar con la técnica del pulido. Con ella vamos a eliminar las manchas oscuras o las posibles rugosidades en el diente. Si existen zonas muy deterioradas se pueden reconstruir con composite u otras resinas especiales (esto dependerá del tipo de reconstrucción recomendada).

– Puedes realizar un tratamiento de blanqueamiento dental si tus manchas en los dientes son de color blanquecino, esto hará que todo el diente se vea de un color más uniforme.

– Por último, tu dentista puede recomendarte las carillas dentales que protegen tus dientes en los casos en que la hipoplasia sea más grave. Este tratamiento recupera la consistencia, la dureza y la firmeza de las piezas dentales, de forma que tu dentadura mejorará en resistencia ante las agresiones diarias.


Sufrir de hipoplasia dental supone llevar un cuidado más riguroso de la boca por la debilidad del esmalte. Es un problema dental que necesita cuidados adicionales.

Si sufres este problema, no dudes en ponerte en contacto con Clínica Beltrán. Nosotros te podremos aconsejar de manera personal y buscar la mejor solución para la salud de tu boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *