Ortodoncia Invisible – Incognito

ortodoncia invisible

Desde 1970 aproximadamente los ortodoncistas alrededor del mundo han podido utilizar una ortodoncia invisible en los casos en los que el paciente quiere tener una ortodoncia totalmente estética. En los años 80 y 90, el uso del aparato lingual se redujo debido a la llegada de los brackets cerámicos claros, que suponían una alternativa menos costosa y más fácil mientras que mantenían una imagen estética y sutil de la ortodoncia.

Con el lanzamiento de Invisalign en 1999, la ortodoncia invisible registró un nuevo golpe. Sin embargo, estos brackets todavía tienen mucho que decir y hoy se proponen como la única alternativa completamente estética para la ortodoncia dental.

Entre Invisalign y los aparatos cerámicos claros, la ortodoncia invisible ha pasado desapercibida hasta esta última década, en la que han notado un alto despunte.

Mecánicamente, la ortodoncia lingual convencional siempre ha sido más difícil en comparación con los aparatos bucales convencionales. Esto es porque la distancia entre el soporte de los aparatos linguales es mucho menor que una ortodoncia bucal convencional. Por lo tanto la fase de acabado y de los detalles ha sido siempre más costosa y laboriosa. La era digital y la tecnología aplicada al área de la salud están cambiando estas desventajas en resultados positivos, mejores acabados y la disminución del tiempo en la clínica para cada sesión.

Hay varios sistemas linguales en el mercado pero sin duda el más extendido por ser el que mejores resultados aporta es el Sistema Incognito Appliance™, que es el que utilizamos en la Clínica Beltrán. Una de los aspectos más importantes de este sistema es la capacidad de un plan de tratamiento con la oclusión final de antemano.

Teniendo en cuenta los registros previos al tratamiento, el ortodoncista tiene la capacidad de dictar al equipo del laboratorio Incognito donde se hacen tus brackets invisibles cómo se van a mover los dientes. El equipo de laboratorio utiliza este plan de tratamiento del ortodoncista para crear una oclusión final que se monta en un articulador para representar el resultado. Esta configuración articulada es la base de los brackets personalizados. La incorporación de la oclusión final en la configuración permite al ortodoncista planificar los movimientos dentales más apropiados de tu ortodoncia invisible.

Desde el 2012 Incognito utiliza un flujo de trabajo digital que permite el control tridimensional total sobre la configuración y aumenta el nivel de control que el ortodoncista y el laboratorio tienen sobre el tratamiento. Este portal permite a tu ortodoncista un plan de tratamiento en 3D y personalizar por completo el resultado final con el equipo de laboratorio mientras que el laboratorio y el ortodoncista ven el mismo modelo en tres dimensiones.

Una vez que está de acuerdo con la oclusión final, la ortodoncia invisible está lista para mover los dientes de su posición actual hasta su posición de post tratamiento final. Cada bracket está hecho a medida a través de una tecnología CAD / CAM para cada paciente.

Pero esto es solo el 50% de la tecnología. El otro 50% es la creación de las uniones entre los brackets a medida para cada paciente. Estas uniones están trabajadas por robótica para adaptarse perfectamente a la curvatura necesaria de cada boca. Esta robótica trata térmicamente la aleación y mantiene las directrices para crear un arco y una posición determinada para cada diente individual.

Este alambre permite al ortodoncista usar muy poca fuerza en los alambres de cobre un diámetro mínimo y dentro de un alambre de acero inoxidable y finalmente en una guía de finalización que se une a los soportes de la ortodoncia invisible del paciente. Como todos los alambres y los soportes se fabrican a medida para cada paciente, los movimientos de los dientes son muy predecibles y eliminan la parte más difícil de los aparatos linguales antiguos, el ajuste de ortodoncia para cada caso individual con unos brackets estándar.

La base principal del sistema de ortodoncia Incognito es la planificación del tratamiento. Debido a que el sistema incorpora la oclusión final en el mismo proceso de manera informatizada.

Incognito tiene una ventaja grande sobre el resto de ortodoncias por varias razones. Gracias a sus brackets y alambres personalizados se pueden lograr todos los movimientos dentales que necesites y no tiene prácticamente limitaciones. Es un aparato lingual por lo que no cuenta con ninguna desventaja estética como con los brackets cerámicos convencionales, los recubiertos o incluso los translúcidos, y al ir colocados en la parte trasera de los dientes también son menos visibles incluso que Invisalign. Con la llegada de esta tecnología digital Incognito supone una importante mejora para la trayectoria de la ortodoncia invisible y un gran paso adelante para la ortodoncia en general.

2 opiniones en “Ortodoncia Invisible – Incognito”

  1. Creo que con el tiempo se acabará imponiendo la ortodoncia lingual y la invisible con alineadores por delante de los brackets de toda la vida, porque el componente estético tira mucho, pero de momento parece más un lujo por el precio que tienen. La tecnología que usan es espectacular, pero seguro que con los años se vuelve un poco más accesible. Saludos.

    1. Hola Mamen, la verdad es que sí que tienen muchas ventajas. Requiere de mucha «maña» para trabajar con ellos en la cara interna de los dientes, pero los resultados son brutales. Poco a poco será lo habitual, sí. Un Saludo, y a sonreír 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *