Pulpitis reversible. Pulpitis irreversible.

pulpitis

Hay muchas razones diferentes por las que puedes sentir dolor en los dientes. Una de las razones más comunes se llama pulpitis. La pulpitis es algo tan sencillo como una inflamación de la pulpa dental. La pulpa dental es la porción de tu diente que tiene vasos sanguíneos y nervios. Es el núcleo de tu diente que nutre las partes duras del mismo.

Normalmente, cuando algunas partes de nuestro cuerpo se lastiman, se ponen rojas. Esto es porque nuestro cuerpo envía células de sangre y defensa al sitio de la lesión para que pueda comenzar el proceso de curación. Esto funciona genial en la mayoría de las partes del cuerpo, sin embargo, a veces no es tan bueno cuando ocurre dentro de nuestros dientes.

Cuando la pulpa dental se irrita, tu cuerpo responde enviando sangre extra y células de defensa a la pulpa. Por ejemplo, si nos lastimamos el dedo, nuestro dedo se pone rojo y se hincha un poco cuando comienza a sanar. Cuando irritamos nuestros dientes y la pulpa se inflama, la pulpa no tiene donde ir, porque está rodeada por un diente muy fuerte y duro.

Este aumento en la presión puede presionar los nervios que corren dentro de la pulpa dental y hacerte daño. Como los nervios en la pulpa solo son capaces de enviar la señal de dolor a nuestros cerebros, sentimos dolor. La inflamación también hace que nuestros dientes sean más sensibles. Las cosas que normalmente no dañarían un diente, de repente comienzan a causar dolor. Por ejemplo, respirar aire frío, beber bebidas calientes o masticar alimentos puede causarte dolor.

pulpitis

 

Ahora que sabes lo que es la pulpitis, debes saber también que hay dos tipos de pulpitis, irreversible y reversible.

Pulpitis reversible

La pulpitis reversible es simplemente una leve inflamación de la pulpa dental. Puede ser causada por cualquier cosa que irrite la pulpa. Algunas causas comunes de pulpitis reversible son:

  • Caries que aún no han alcanzado el nervio.
  • Erosión del diente que llega a la dentina
  • Perforación realizada por un dentista al realizar un empaste o una preparación de la corona en el diente.
  • Una fractura de la capa de esmalte del diente que puede dejar expuesta la dentina.
  • Una limpieza por raspado hecha por un higienista dental, especialmente cuando limpian las raíces si tienes una enfermedad periodontal.

Los síntomas de la pulpitis reversible pueden variar desde no sentir nada hasta un dolor agudo activado por cosas que de otra manera no causarían dolor a tus dientes.

Cuando comes helado y el frío causa un dolor agudo en un diente que desaparece rápidamente cuando tragas el helado, es probable que tengas una pulpitis reversible. A diferencia de la pulpitis irreversible, el dolor generalmente desaparece unos segundos después de que se elimine el estímulo que lo provoca.

Afortunadamente, la pulpitis reversible debe su nombre al hecho de que se puede revertir: puede desaparecer si se elimina la causa. Por ejemplo, si cepillas tus dientes, usas hilo dental y usas un enjuague bucal restaurador, puedes remineralizar el diente y curarla. Si esto estaba causando su pulpitis reversible, desaparecerá.

Todo lo que tiene que hacer para curar la pulpitis reversible es encontrar la causa de la inflamación y deshacerse de ella.

Pulpitis irreversible

La pulpitis irreversible es una inflamación severa de la pulpa dental. Esta afección a menudo ocurre después de una pulpitis reversible cuando la causa de la pulpitis no se ha eliminado. Por lo tanto, la pulpitis irreversible puede ser causada por todo lo que causa una pulpitis reversible y lo siguiente:

  • Cuando un dentista necesita eliminar mucha dentina debido a caries severas y se acerca mucho a la pulpa.
  • Cuando el flujo de sangre a la pulpa disminuye o se para. Podría ser causado por un tratamiento de ortodoncia mal planificado, que haya hecho que el diente se mueva tan rápido que los vasos sanguíneos no puedan mantener el ritmo y se corte el suministro de sangre a la pulpa. También podría ser causado por un golpe que haya seccionado los vasos sanguíneos y matado lentamente la pulpa.
  • Caries muy profundas que atraviesan el esmalte y llegan hasta la pulpa. Las bacterias poco a poco causan inflamación en la pulpa. Cuanto más trata el cuerpo de luchar contra las bacterias, mayor es la presión dentro del diente hasta que la presión puede estrangular los vasos sanguíneos y hacer que la pulpa muera.

Los síntomas de la pulpitis irreversible pueden variar desde no notar ningún síntoma hasta un dolor espontáneo insoportable. El diente puede ser muy sensible al menor cambio de temperatura, incluso respirar. El dolor generalmente persiste. Por ejemplo, si estás comiendo helado y el dolor se mantiene más de cinco a diez segundos después de haber tragado el helado, podría ser un signo de pulpitis irreversible.

Una vez que tienes pulpitis irreversible, no hay cura. La única forma de solucionarlo es realizar un tratamiento de raíz (el dentista o el endodoncista extirpan la pulpa muerta y la rellenan con un material de goma) o extraer el diente.

Conclusión

Si empiezas a sentir dolor, lo mejor es que te pongas en contacto con tu dentista o que te pases directamente por la clínica. Si te han dado un diagnóstico y lo quieres contrastar también puedes pedir una segunda opinión. Cuanto antes se detecte un problema de este tipo más fácil será ponerle remedio y eliminar el dolor de una manera rápida, sencilla y, por qué no decirlo, más económica que si te esperas demasiado tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *